‘Outsiders’ del Tour de Francia

La edición del centenario contarás con muchos ciclistas que intentarán salvar su temporada y reafirmarse como ciclistas de gran calidad

El Tour de Francia tiene tal nivel que muchos ciclistas que serían favoritos en otras carreras, asumen un papel secundario, incluso con libertad de movimiento en busca de la sorpresa táctica. Muchos de los considerados outsiders animan la carrera año tras año. Quizá, el último gran ejemplo de “actor secundario” ganador fue Óscar Pereiro, ganador del Tour en 2006, y que en principio, iba a ayudar a Valverde.

También el pasado año Froome, considerado segundo de abordo en el Sky, iba más fuerte en montaña que su líder Wiggins. Un outsider que hubiera sido el líder del Tour si en ese momento estuviera en otro equipo. Parece que ser que esos hechos no se repetirán en la centenaria edición. Sin embargo, este año el papel de Froome del pasado lo ejercerá Richie Porte. El australiano parte como uno de los favoritos para estar en el podio. Si tienen oportunidad, los “hombres de negro” intentarán repetir doblete el en podio.

El equipo Blanco team acudirá con Bauke Mollema como líder. El segundo clasificado en la Vuelta a Suiza tendrá los galones. Buen escalador, pero irregular; como su equipo en el Tour de las últimas ediciones. Realmente, el equipo holandés cuenta con un equipazo. Tienen a Robert Gesink, un escalador pata negra pero que es una sombra del gran ciclista que deslumbró hace unos años.  Otro canterano del Rabobank, Laurens Ten Dam, tendrá el mismo papel que Robert. Pero todo parece indicar que el hombre que luchará por una buena posición en la general el Mollema.

Siguiendo en Holanda, el equipo vecino del Blanco, el Vacansoleil partipará en el Tour jugándose su futuro como escuadra. La marca de caravanas va a retirar su patrocinio al final de temporada y  necesitan protagonismo para atraer la atención de casas comerciales. Lo buscará en el Tour de Francia con un equipo combativo. El líder, atención, será Thomas De Gendt. El tercer clasificado del Giro de 2012  es un ciclista de fondo, muy valiente y aventurero. Si se encuentra bien de forma, buscará la machada en alguna etapa.

De Holanda a Bélgica. El Lotto-Belisol cuenta con el mejor “vueltómano” belga del último lustro, Jurgen Van den Broeck, cuarto en la pasada edición del Tour de Francia. En las apuestas deportivas no aparece entre los mejores posicionados. Muy normal debido a la floja temporada que lleva. Un ciclista de pocas victorias, centrado casi en buscar su puesto en la general de una Gran Vuelta. En anteriores temporadas hizo una mejor aproximación de cara al mes de julio. Este año no. Toda una incógnita.

Otro equipo guerrillero y tremendamente potente es el Movistar. Si en el anterior post comentamos las posibilidades de Nairo Quintana y de Valverde, no menos interés tienen sus lugartenientes que disponen de un arsenal considerable. Empezando por el portugués Rui Costa, uno de los ciclistas más polivalentes del pelotón y que tendrá muchas novias al final de temporada, ya que acaba contrato con el equipo azulón. El ciclista luso buscará (si puede) el mismo éxito que en 2011, cuando ganó en Super Besse. Todo un peligro, al igual que el costarricense Andrey Amador, que también buscará victorias parciales, aunque su acometido será ayudar al líder del equipo.

De Navarra saltamos al País Vasco, donde el Euskaltel debe buscar necesariamente un buen resultado en la Grand Boucle. Igor Antón será la referencia. El de Barakaldo nunca se le ha dado bien la carrera francesa. Además, desde aquella victoria en Bilbao en la Vuelta 2011 no ha vuelto hacer un resultado destacable. Si se encuentra bien de forma y de moral, puede hacer un buen papel en el Tour.

Si el Euskaltel necesita imperiosamente resultados como el maná, el ciclismo francés afronta este Tour como confirmación de su despegue hace dos temporadas. El Europcar ha sido el gran animador en las dos última ediciones. Muy meritorio teniendo en cuenta que no es un equipo World Tour. Si bien es cierto que también recae la sospecha en algunos corrredores por asuntos turbios de dopaje, los ciclistas de Jean-René Bernaudeu afrontan el Tour con las máximas ambiciones posibles. Pierre Roland afrontará el Tour en busca de un puesto destacado en la clasificación general, sin olvidar su objetivo de ganar una etapa de montaña. No podemos dejar de mencionar al gran alma del equipo de la Vendée, Thomas Voeckler, ganador del maillot de la montaña en 2012. Hará sus numeritos de siempre en busca de ganar etapas de la mejor manera posible. Es un batallador, aunque es muy improbable que repita la gran actuación de 2011, cuando finalizó cuarto.

Otro equipo francés que va con todo es FDJ y su gran perla: Thibaut Pinot. El joven galo, ganador de una brilantísima etapa en Porrentruy, aspira al maillot de mejor joven. Su rival será Nairo Quintana. La nueva hornada de jóvenes viene pisando fuerte y este joven oriundo de Mélissey es uno de los estandartes.

El equipo de Jonathan Vaughters, el Garmin Sharp, afronta esta carrera con cierta incertidumbre. Para Ryder Hesjedal, la prueba es una reválida tras su abandono en el Giro de Italia. El canadiense sabe lo que es acabar en el top 10; finalizó 6º en la edición de 2010 con una actuación destacable en todos los terrenos: llano, pavé y montaña.

Pero el equipo estadounidense cuenta con dos bazas más: Tom Danielson, 8º en la edición de 2011 y sobre todo el irlandés Daniel Martin, ganador de la Volta a Catalunya y la Lieja-Bastoña-Lieja. El irlandés afronta la carrera en el año de su confirmación. Tiene libertad absoluta de movimiento y lo mejor que tiene este equipo: que corren como tal, con solidaridad y compañerismo entre ellos. No olvidarse de Andrew Talansky, la mejor promesa ciclista de EE.UU. y que hizo su presentación en sociedad en la última edición de París-Niza.

Por último, la mención al Astana. El equipo kazajo, sin su glorioso líder Vicenzo Nibali, afrontará la carrera con varios ciclistas en su nueve que deben dar definitivamente el salto de calidad si quieren formar parte de la élite en futuras temporadas. Uno de ellos es Janez Brajkovic, que hasta el momento no tuvo mucha suerte con la carrera francesa. Buen contrarrelojista que sube de maravilla los puertos. El Tour es su paredón. El segundo en la jerarquía es Fuglsang. El danés estuvo muy activo en el Criterium du Dauphiné. Tras superar los problemas de conviviencia con el Radioshack de Bryuneel (destierro incluido a la Vuelta a Austria el año pasado), el ciclista danés debe dar el definitivo salto de calidad. Camina o revienta; ergo, ser un elegido o un corredor más del montón.

Todos estos ciclistas pueden triunfar o fracasar de la forma más lamentable. En todo caso, ustedes pueden seguir apostando por sus hombres fetiche. El próximo sábado día 29 empieza en Córcega la edición número cien.

Apuesta por el ganador final del Tour (Bet365):

  • Chris Froome – 1.071
  • Alberto Contador – 9.00
  • Nairo Quintana – 34.00
  • Roman Kreuziger – 51.00
  • Joaquim Rodríguez – 81.00
  • Bauke Mollema – 126.00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>